Seguidores

miércoles, 1 de diciembre de 2010

10





(viene de 9)


Miguel arrancó la vieja scooter Lambretta y Eva Luzia subió de paquete. Se abrazó a su torso y Miguel pudo sentir la dureza de sus pechos incrustados en su espalda. Retrepó un poquito en el asiento para pegarse aún más al cuerpo de la mujer. Saberla tan cerca, notar la ligera presión de sus manos le estimulaba. Arrancó con suavidad. No quería perder el contacto con ella. Avanzaban despacio, como si nunca quisieran llegar y deshacer aquella unión. Miguel paró en un garito. Bebieron, rieron y bailaron. Avanzada la noche Eva Luzia le pidió que le llevara de vuelta a la playa donde se encontraban cada tarde. Él se brindó para acercarla hasta su casa, pero la mulata insistió que la dejara en la playa. Cuando llegaron Miguel pensó que era el momento idóneo para lograr su objetivo. Paró la moto, se bajó y con el pretexto de ayudarla la tomó por la cintura y la atrajo hacia él. La apetencia por besar sus carnosos labios, por hollar entre sus tersos muslos, por cabalgar sobre las redondas nalgas le habían hecho traspasar el límite de la prudencia. Estaba tan deseoso de aquella mujer que nada podía ya retenerle. Se avalanzó sobre ella, animal, desatado. Ella trató de frenarle, pero la fuerza que le impulsaba era descomunal. Le dejó hacer para que saciara el primer envite. Cuando notó que él aflojaba para deleitarse con su cuerpo le empujó con fuerza. Aquel rechazo confundió a Miguel. Eva Luzia comprendió que era el momento de tomar las riendas de aquella situación que ella no deseaba. Le gritó que parase y le acusó de no cumplir lo pactado. Estaba furiosa. Le repetía sin parar la misma pregunta: "¿por qué, Miguel?" Pero él no tenía la respuesta que ella esperaba. "¿Qué quieres de mí, Miguel? ¿Follarme? ¿Es eso todo lo que quieres? ¿Un polvo, dos? ¿Tres quizá? ¿Sabes, Miguel? Lo que tú intentas lo intentan a diario muchos hombres. Soy una escort-girl, una chica de compañía. Tipos importantes, socialmente relevantes, económicamente poderosos, requieren de mis servicios. Pagan por mi compañía. Pagan mucho dinero por lo que yo te he dado gratis. Mucho dinero, Miguel. Sin derecho a nada más. Si me gustan les dejo que me follen. Si no sólo se llevarán mi tiempo. Yo decido. Desde su punto de vista, tú has sido muy afortunado. Pero no volverás a serlo. ¿Quieres follarme? Pues tendrás que buscarme, pagar y esperar que te lo permita. Adiós. Miguel". Eva Luzia le miró retadora. Se dio la vuelta muy lentamente y se fue alejando con paso firme. Miguel vio cómo se la engullía la oscuridad de la noche sin atreverse a decir nada. Y sin embargo había decidido que aquella noche no iba a ser la última vez que se vieran. 

(continuará…)





28 comentarios:

ROSA ARAUZ dijo...

Cuantas veces a lo largo de la vida que no se es capaz de desprenderse de armaduras que nos sirven de protección, cerrando las puertas al amor...

Beau te sigo, de puntillas, pero te sigo queria que lo supieras.

Te mando un beso con una gaviota desde mi Oceano Atlántico.

8. dijo...

Me ha encantado......el momento de la canción que he puesto...fue perfecto...ayy...todo, la mujer, el hombre, sus escenas, sus vestidos...

Nada más importa dijo...

Hay que ver en que desencadena todo, si se cumple lo que el piensa o si se da lo que ella quiere.

Muy bueno!

besos!

(tengo una duda, que significa el nombre de tu blog?), si se puede saber claro...

Sandra dijo...

Nada es gratis en la vida... dicen

ROSA ARAUZ dijo...

Ministro de la moda y del gusto más refinado. Porte de caballero (existen ya tan pocos hoy en dia) así es Beau Brummell. (vivió entre el S. XVIII y XIX) al igual que Miguel llevó una vida desenfrenada. Espero que su final sea menos caótico ;).

Besos y más besos.

Rosaida dijo...

Al igual que la noche engulle a Eva Luzia, así se ve Miguel engullido por el deseo.
¿Qué argucias maquinará Miguel para saciar sus apetitos? ¿Conseguirá doblegar a Eva Luzia?
Espero su próxima entrega, Sr. Brummel, paseando impaciente entre mis Rosas.
Un beso desde mi Jardín.

Beau Brummel dijo...

Lady Rosa Arauz, estoy encantado de que me siga de puntillas. (perdóneme la broma, Lady Madrina)

Un atlético besazo hasta su océano.

Beau Brummel dijo...

Lady Ocho, me alegro de que le guste. A mi me parece sublime. Cada plano es un prodigio de serena planificación estética. Y todo un acierto que el director decidiese cortar todos los planos que había rodado donde se hacía explícito el deseo entre los dos protagonistas. Toda la cinta rezuma un erotismo extremo. Y luego está ELLA (Maggie Cheung), bella entre las bellas…

¿Ha visto ud "Senso" de Visconti, Lady Ocho? No deje de verla…

Besochos, Lady.

Beau Brummel dijo...

Lady Nadamás, Lady Rosa le ha respondido muy bien. "Buck" Brummell era un dandy, un "macaronie" (un déspota del la elegancia). Pero sobre todo era, básicamente un iconoclasta, un heterodoxo irreverente, un exhibicionista, un fino maestro de la ironía, un impenitente impertinente, un seductor… Esto es lo que más me importa del personaje Brummell.

Un beso y gracias por visitarme de nuevo, Lady.

Beau Brummel dijo...

Por cierto, como es evidente, el nombre viene de la yxtaposición del nombre de Beau con el término "blog". Dado que Beau se pronuncia "Bo", Beaulog dicho con rapidez se convierte en Bolog

Besos

Beau Brummel dijo...

Lady Sandra, más parece que Eva Luzia piense que el comportamiento de Miguel no debe salirle gratis y quiera hacerle pagar su falta de respeto (a ella y al pacto que él mismo aceptó).

Besos.

Beau Brummel dijo...

¿Quién doblegará a quién, Lady Rosaida? El eterno dilema, la finisecular batalla entre seres humanos deseosos de dominar. Una peculiar justa entre un depredador y una amazona.

Mil garcias por seguir la historia, Lady. La creía engullida por el olvido.

Besos.

Shang Yue dijo...

lo sabía
gran giro para las ansias de Miguel




p.s. querido señor, tiene usted razón, de qipao visto el recuerdo de Tony y Maggie, en la magnífica "In the mood for love"

BRISA dijo...

Evidentemente no será la última vez, pero,
aveces las cosas nos cuestan...
veamos como terminara esto.
Saludos afectuosos.

Beau Brummel dijo...

"Las ansias de Miguel".

Bien visto, Lady Shang. Ansia, compulsión afectiva… a la postre las relaciones afectivas entre las personas tienen algo de enfermizo, ¿no ree?

Me alegro que también le gustara la peli.

Besos, exótica Lady.

Beau Brummel dijo...

Lo veremos, Lady Brisa. Yo esperaré desde aquí su refrescante soplido.

Besos.

Néctar de lluvia dijo...

Le está bien empleado a Miguel por ansioso y no respetar el pacto. Ahora la tendrá que buscar, como otros tantos la buscan también, veremos si la encuentra.

Besos caballero.

POEM dijo...

Novela por entrega jaaja nos tienes en vilo ja

ya veo todos los comentarios pero el comportamiento de tu bella mulata no deja de ser contradictorio monta contigo en moto y no crea distancia entre vuestros cuerpos es adulta y sabe q hay atracción de tu parte o más q atracción porque ella es una experta en hombres y aviva en cierta forma tu deseo con su provocación no suelo quedar a solas con un hombre si no quiero follar con él en el supuesto caso q supiera q le atraigo y le excito la respuesta de ella es infantil ella sabe perfectamente que Miguel no es como los empresarios q follan con ella por dinero ella ya sabe que Miguel es un tío normal es muy contradictorio dar de repente tanto importancia al sexo siendo puta está claro q tu eva no ha llegado al sexo libremente

tal y como está encaprichado Miguel de ella ahora nos vas a describir la mejor parte de la historia q es la parte morbosa de conseguirla a cambio de pasta jaja me parto

pero es cierto lo q dice Rosa Arrauz q cuando está en juego algo más q sexo de repente las cosas cambian y no quieres q la otra persona te desbaraje sino quieres hacerte respetar en algo más q la carne
no es mi caso de todas formas jajaj


tropical kiss

Fuego dijo...

Vaya!!, me he leido de un tirón las aventuras y desventuras de Miguel, hasta hoy...

Sólo una entrega a la semana??

Buenas noches, Sr Brummel, un placer leerle.

Besos.

Beau Brummel dijo...

Sí, Lady Néctar, ahora Miguel es tan solo uno más…

Besos.

Beau Brummel dijo...

Lady Poem, tuve un amigo en mis años universitarios en cuya clase estudiaba una chica de compañía (azafata, decía ella) que se costeaba la carrera con lo que le pagaban ciertos adinerados ejecutivos que "disfrutaban" de sus encantos. Ella era realmente encantadora, dicho sin ninguna ironía. También muy inteligente. Y explosivamente atractiva, claro. Había sido profesora de aerobic, pero descubrió que había formas de conseguir muchísimo más dinero olvidándose de los escrúpulos. El caso es que mi amigo se hizo imprescindible para ella. Estudiaban juntos, solían ir al cine e incluso a cenar de vez en cuando. Mi amigo no era un adonis, pero según decía ella le hacía reír y sobre se sentía respetada. No era tonta, y adivinaba que tras el respeto se ocultaba el mismo deseo que había en cualquiera de sus clientes. Pero él la respetaba y ella le premiaba con su amistad y sus confidencias. En algún momento mi amigo imaginó que pudiera estar enamorada de él, claro, pero nunca se atrevió a dar el paso para comprobarlo. Según me confesaba él, era muy difícil salir con ella, porque siempre se le intentaban pegar los moscones allí donde fueran. La última vez que mi amigo supo de ella es una noche que se la encontró en un garito de moda. Estaba pasada de todo. Era la noche de la despedida de soltero de mi amigo. Cuando le vio, se abrazó a él entre sollozos, mientras le recriminaba que nunca le hubiera intentado dar un solo beso. "Yo te quería, eras el único que me respetaba", le dijo. Mi amigo no pudo contestarla. Un par de armarios empotrados de dos por dos se la llevaron en volandas. Solo quería respeto, Lady…

Perdón por la batallita. Besos, Lady.

Beau Brummel dijo...

Bienvenida, Lady Fuego. Me alegro de que le haya gustado. Sí, de momento una entrega a la semana. Hay mucho bueno para leer por la red y se necesita tiempo para los demás.

Besos, Lady.

Princesa dijo...

.....yo soy demasiado escéptica, porque si a mi me dice eso una tía, se va a tomar por culo directamente. Nadie merece tanto y seguro que Miguel es un tío con un par de pelotas para encontrar a una chica loquita por follarselo....
De todas formas, me ha gustado, escribe ud. muy bien.
Ya me tomé el café....muy rico. Mañana vuelvo.

Adis dijo...

A veces la falta de paciencia lo estropea todo, pero aun asi creo que Miguel acabara por conseguir lo que quiere, espero la proxima entrada con impaciencia, sea bueno y no nos haga esperar demasiado, besitos

Adis

Beau Brummel dijo...

Lady Princesa, mujer de poca fe, es posible que a Miguel le sobren arrestos para encontrar a otra chica, sí, pero tal vez lo que busque Miguel sea una mujer, alguien que se lo ponga dificil, que le plantee batalla, que además de follar sepa seducir, porque en la seducción está el verdadero placer…

Muchas gracias por su cumplido. Quedará enmarcado en el frontispicio de mi ego.

Besos muy cafeteros, de los que siempre se toman dos tazas.

Beau Brummel dijo...

Sea ud paciente, Lady Adis.

Besos, bella Lady.

POEM dijo...

jaja
me encanta leer los comentarios de tus hembras blogueras
de todas formas digas lo q digas sobre La Escorte y tu amigo no lo veo debo ser muy distinta a todo lo demás
me da igual el respeto
yo soy una buena zorra y entro a muchas cosas
sin más
si tu amiga trabajaba por pasta era su trabajo
q luego no venga pidiendo respeto y aprovechandose de peña buena como tu amigo para tener compañia cariño sabiendo q hay algo más
eso no se hace
ni tu Eva Luzia con su doble juego q parece ser q ellas mismas no saben a qué juegan mas q a desquitarse de la rabia acumulada por tener q follar por pasta jaja
en fin
por pasta no se folla
follar es un placer
un arte
un soplo de vida
oxígeno
no sé
en fin

kiss ur dick

Beau Brummel dijo...

Bueno, Lady Poem, siempre es bueno tener puntos de vista diferentes, aunque yo también pienso que el respeto es fundamental para cualquier tipo de relación en la vida, incluidas las relaciones profesionales y/o mercantiles sean del tipo que sean.

Me encanta que ud forme parte de mis hembras blogueras, Lady. Su heterodoxia siempre es bienvenida.

Y muy aglandecido por su beso.

Ksssx, Lady.