Seguidores

viernes, 25 de febrero de 2011

19





(viene de 18)
Miguel la vio venir. Era más alta que él y a pesar de que la excesiva estética nuevaolera ocultaba sus esencias más femeninas apreció un cuerpo rotundo, dotado de un par de hermosos pechos que temblaban, seguramente debido a la ausencia de sujetador, bajo los amplios ropajes. "Miguel, ¿no?" le dijo cuando llegó donde él estaba. "Sí", respondió lacónico levantando los cascos y sin apartar la vista de los platos. "Soy Laura. Me gusta cómo pinchas. Oye, el sábado por la noche quiero dar una fiesta en el chalet de mi padre y me gustaría que fueras tú el que ambientara el sarao con tus vinilos. ¿Quieres?". Miguel intuyó que la pregunta era retórica, porque ella no imaginaba que nadie pudiera rechazar tal invitación. Pero decidió ser él quien tomara la iniciativa, y le propuso que aceptaría sólo si le gustaba su forma de bailar los temas que él pinchara a partir de ese momento. Laura se sorprendió por el atrevimiento del jóven, pero lejos de arredrarse aceptó el reto pensando que sería una bonita oportunidad para exhibirse y mostrar a todos aquellos palurdos todo lo que había aprendido en la metrópoli. Miguel se dispuso para disfrutar viendo a aquel bello animal moverse al son de los ritmos que él hiciera sonar. Ella se colocó bajo los focos. Dominaba la pista con su presencia. Tenía los genes de su madre, una espectacular rubia holandesa que había sido una reina de la belleza en su país antes de casarse con el padre de Laura. Bailaba con agilidad, acoplándose perfectamente cada canción. A los acordes de "Bronze in pocket" de los Pretenders llegó el nirvana. Clavando su mirada en Miguel comenzó a cimbrearse con un espectacular movimiento. Sus pechos se agitaban sin control bajo la holgada camiseta sin mangas. Ella, consciente, alzaba sus brazos para que fueran más visibles. Sobreactuaba voluptuosamente. Toda su explosiva anatomía eclosionaba en cada golpe corporal. La pequeña pista se llenó de jóvenes machitos en busca de un polvo fácil para redondear la noche. Pero Laura no era un polvo fácil. Con elegancia, y con mucha contundencia, iba apartando uno a uno a quienes intentaban pegarse a su cuerpo. Era una hembra realmente dominante. Su apariencia decidida y segura hacía desistir a muchos varones de intentar una aventura en la que saldrían malparados con total seguridad. Sí, Laura era una joven distinguida y distinta. Sus movimientos acompañaban a la perfección el fraseo de Crissie Hynde, escenificando su sentido. "Gonna use my arms / Gonna use my legs / Gonna use my style / Gonna use my side-step / Gonna use my fingers / Gonna use my, my, my, imagination". Le miraba directa, desafiante. "Cause I going make you see / there's nobody else here / No one like me". Nadie como ella, pensaba al verla moverse Miguel. "I'm special, so special / I got to have some of your / attention, give it to me!". Era especial. En verdad que lo era. 

(continuará…)




VOY A UTILIZAR MI, MI, MI…

15 comentarios:

POEM dijo...

jaja
me parto
Laura y yo tenemos cosas en comun menos las tetas jaja

yo soy holandesa sabes

jaja

yo siempre he escogido mis polvos y sigo escogiendolos con esmero

este muy bien este relato
está como mejor escrito q los anteriores

Felina Mala dijo...

Domi y borde...
cada dia me gusta mas Miguel
Un besazo

Rosaida dijo...

Inteligente y seductora… Laura selecciona, por eso eligió a Miguel.

Voy a usar mis brazos,
Voy a usar mis piernas,
Voy a usar mi estilo,
Voy a usar mi lado bueno,
Voy a usar mis dedos,
Voy a usar mi… imaginación.


Mi beso desde el Jardín.

Beau Brummel dijo...

Lady Poem, Laura no me perdonaría que, a estas alturas, no supiera mejorar el estilo literario del relato. de cualquier manera, el listón no estaba muy alto…

Besos, Lady Hip-Hoooops.

Beau Brummel dijo...

Lady Felina (y Mala, qué deliciosa mezcla), le agradezco su cumplido. Me esforzaré para que pueda seguir opinando de igual manera.

Besos y muchas gracias por su visita.

Madreselva dijo...

Si él hubiese accedido con rapidez tembloroso y con la mirada fija en sus voluptuosos pechos...simplemente el sábado hubiese sido el chico que pincha los vinilos...ahora veremos que sucede...
Un beso

Beau Brummel dijo...

En efecto, Lady Rosaida: inteligente y seductora. A mi juicio las mejores cualidades femeninas. La belleza escondida, adivinada mientras se va deshilvanando el juego de la seducción, la justa del rito ancestral del cortejo

Definitivamente una mujer inteligente y seductora podrá conseguir lo que se proponga. Y si hay un espectáculo inigualable es poder contemplar sus evoluciones…

Besos en sus pétalos; caricias para sus sépalos, Lady.

Beau Brummel dijo...

Bien visto, Lady Madreselva. Tiene ud toda la razón: a menudo, en nuestras relaciones, nos jugamos, en cuestión de segundos, ser uno más o alguien merecedor de cierta atención por parte del otro…

Besos, Lady Rainbow-in-Legs.

Néctar de lluvia dijo...

Lástima que se olvidara de lo especial que era Laura pasados unos años...

Muchísimas gracias estoy muy contenta por el peque.

Besos.

Amanteceres dijo...

La seducción es un Arte delicioso de practicar...


Un Saludo desde mis Amanteceres

Beau Brummel dijo...

Lady Néctar, ¿ud cree que se olvidó?

Besos par ud, Lady.

Beau Brummel dijo...

En efecto, Lady Amanteceres. Es delicioso cuando se sabe practicar como un juego placentero para todas las partes implicadas. Lo malo es que hay quien en vez de practicarlo como un arte lo ejecuta como una suerte, anteponiendo el ego sin advertir del daño que produce con sus actos.

Espero poder verla a menudo por esta, su casa.

Besos, Lady.

POEM dijo...

tu último comentario es muy cierto beau!!

lo del Ego ya me llega a cansar

los Don Juanes tanto ellas como ellos los calo en segundos

tal vez a esa edad no tanto

pero ahora mismo queda hasta patético

sólo demuestra una tremenda inseguridad de fondo

el juego de la seducción es otro

beso

Princesa dijo...

Miguel tiene su puntito sí.
Delicioso el café.

Rouge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.