Seguidores

sábado, 29 de octubre de 2011

El Epigramatista

-Tu historia por una copa, viajero. 
-De acuerdo, amigo. ¿Conoces la del amante con el alma equivocada?
 
-No, pero suena divertido, viajero
-¿Divertido? No lo creo, amigo
 
-¿Es una historia triste? Hombre, viajero, no me jodas que soy de lágrima fácil.
-Tampoco es triste, amigo. Es una historia, sin más. Hay quien se divierte con ella y hay quien piensa que es triste.
 
-Hummm… Sabes vender bien tu relato, viajero. Me tienes intrigado. Y, ¿de qué va la cosa?
-Del más excelso y sensual polvo jamás narrado, amigo. Y de sus protagonistas, claro.
 
-¡Eyyyy! Ahí nos vamos entendiendo. Esas sí que son buenas historias, sí señor: las que te ponen el rabo tieso y luego llegas a casa y pones a la parienta a cuatro patas para darle bambú del sabroso.
-Tienes una forma muy sutil de sintetizar y simplificar las historias, amigo. Aunque no vas descaminado, no.
 
-Empieza ya viajero y gánate tu copa
-Vamos allá, amigo…







-Sí que es una buena historia, viajero. ¿De verdad ella estaba tan buena? ¿Y le hizo todas esas cosas? ¿De verdad se corrió de esa manera? Joder, ¡que suerte tuvo el tipo!
-Así fue y así lo cuento, amigo.
 
-Hay una cosa que no entiendo, viajero: si ese hombre experimentó tanto placer con ella y ella le dijo que quería volver a estar con él, ¿por qué luego estaba tan triste? Si yo echase un polvo así con semejante hembra estaría como unas castañuelas durante mucho tiempo, jajajajá.
-Es cuestión de óptica, amigo. Cuestión de óptica.
 
-No te entiendo, viajero. Y no se por qué dices que tenía el alma equivocada.
-Eso solo te lo explicaré a cambio de otra copa, amigo.
 
-De acuerdo, viajero. Es un trato justo. ¿Qué quieres tomar?
-Algo fuerte amigo. Algo tan fuerte que me ayude a olvidar el largo trayecto que he de recorrer hasta llegar de nuevo a la estación donde llegan sus jadeos…




"Tanto, el viajero, de verla
y de oír sus sentimientos
que puso en ella sus alientos
para todo su goce deberla"



22 comentarios:

Galería de Letras dijo...

Buena historia. Buenas letras en tu espacio. Te invito a mi Galería

http://www.galeriadeletras.blogspot.com/

Te espero, un abrazo,

Víctor

Shang Yue dijo...

no será que el viajero, a poco que viaja...

Jackie Brown dijo...

La vida tiene extraños viajes que no dejan de sorprendernos y que de tanto en canto resultan de lo mas agradables.....nuestros mundos se aproximan.

Bss

Beau Brummel dijo...

Acuso recibo de su invitación, Señor Víctor y tenga por seguro que por allí me pasaré a disfrutar con sus palabras.

Un abrazo y muchas gracias por su visita.

Beau Brummel dijo...

Termine, por favor, Lady Shang. Me deja ud con la miel en los labios…

Reciba un dulce beso, sexótica dama.

Beau Brummel dijo...

No solo extraños viajes, sino insospechados virajes que acercan a las personas más distantes hasta un close up epidérmico y sexual: un primerísimo primer plano de dos cuerpos transidos de pasión mutua.

Y entonces nuestros mundos se penetran, danzando en caprichosos bucles de placer…

Besos en Beauvisión, Lady Jackie.

susana moo dijo...

umm, no me fío un pelo de los viajeros que campanean sus conquistas en los bares, pero bueno, entendámosle como que narra sus fantasías ...

Beau Brummel dijo...

Un narrador tan solo puede describir su fantasía de la realidad, Susana. Ud lo ha de saber muy bien como narradora que es. Cuando se trabaja con la palabra se ha de ser consciente de que es tan importante el relato como la forma de hacerlo. Un narrador es, en principio, nuestros ojos en la historia, sin dejar de ser los suyos propios, aunque luego la misma historia sea capaz de evocarnos miles de fantasías paralelas. Ud, por ejemplo, ha visto la historia de un baladrón jactancioso de haber seducido a una mujer. Pero si lee con mayor atención, se dará cuenta que eso es en sí mismo contradictorio con el final del relato. Es una cuestión de óptica, y precisamente eso es lo que mi yo narrador quería poner de manifiesto en este beauguerrotipo. Las relaciones entre las personas son susceptibles de contemplarse desde varios puntos de vista, que aunque tomados individualmente puedan parecer antagónicos, en una lectura global siempre resultan complementarios.

Pero esta es la grandeza de lo escrito, que cada quien lo hace suyo completando el proceso comunicativo. Y gracias a este invento de la red podemos recibir el feed-back del que nos lee. Magia, sin truco…

Espero que te prodigues más, Susana. Me gusta tu lucidez.

Besos.

Madreselva dijo...

El alma como bien dice tan bella canción...no se engaña...
Va un beso a su barba?¿

calmA dijo...

Y es que hay polvos, difíciles de olvidar querido BEAU...

Esa canción precisamente?, si, del mío... también.

Le beso

Beau Brummel dijo...

¿Un beso en la barba? No sea ud perversa, Lady, que esas cosas derivan hacia reflexiones insospechadas…

¿Y de qué color sería el beso, dice?

Beau Brummel dijo...

De verdad que sí, Lady calmA. De verdad que sí. Porque son mucho más que un polvo, poruque no son un final sino un continuo comienzo, porque te dejan sorprendido por más que los hayas imginado millones de veces.

Y sobre todo porque al otro lado de él siempre hay una persona extraordinaria, digna del recuerdo más imborrable.

¿Le gustó la canción? Es de las que se te meten en vena y sacuden tu sensibilidad con sus notas desgarradas… y cuando acaba quieres más…

Beau Brummel dijo...

Se me olvidaron los besos claviculares de rigor, Lady calmA.

En compensación por el imperdonable olvido, le compensaré con algún que otro distraído y jueguetón mordisquito lobular, si ud me lo permite, claro.

Fuego dijo...

Me encanta lo que escribe, y me encanta como lo escribe...


"Algo fuerte amigo. Algo tan fuerte que me ayude a olvidar el largo trayecto que he de recorrer hasta llegar de nuevo a la estación donde llegan sus jadeos…"

Sencillamente perfecto.

Beso y medio.

calmA dijo...

Toda suya querido Beau... la oreja, digo :-).

Shang Yue dijo...

nada de miel señor, le recuerdo que andábamos rondando mantequillas parisinas...

por cierto, creo que me acoplaría bien a su tango, monsieur

Beau Brummel dijo...

Perfecto fue el desgarro de sus jadeos arrancando el silencio a jirones, Lady. Perfecto fue el momento que pronunció a su hombre con el sexo acelerado…

Y no menos perfecto es su beso fraccionado, derretido por el calor de sus llamas, Lady Fuego.

Besos para ud, escritos en mi viaje.

Beau Brummel dijo...

La tomaré pués, Lady calmA.

La oreja, digo…

Besos atirabuzonados.

Beau Brummel dijo...

Pero no hay incompatibilidad, mi sexótica Lady: miel para mis labios y mantequilla en los suyos. Pegajosa mi boca y suave y deslizante la suya, evolucionando arreboladas en el más canalla de los tangos…

Besos resbalados hasta el cielo de su paladar, Lady Shang.

Amanteceres dijo...

Evidentemente esa dama no deja indiferente...

Un beso desde mis Amanteceres.

Beau Brummel dijo...

Yo no olvidaría nunca a una mujer así, Lady Amanteceres. Sería siempre esclavo de su recuerdo…

Besos amados en alba, Lady.

Lust dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.