Seguidores

domingo, 13 de noviembre de 2011

SUM(IGUEL)ARIO: resumen de lo publicado.

Volvamos a lo que estábamos. Érase que se era un personaje en deuda con su pasado y para saldarla decide contarme sus vivencias para que yo se las escriba. Comienza en un presente no continuo, pero sí continuado. Nos situamos en una noche loca, de esas que un hombre maduro y solitario acostumbra a regalarse como exigua justificación al vacío de su vida. Estamos ante un esteta, conviene recordarlo para no perder la perspectiva. Incluso ante un impostor, a su manera. Nuestro personaje llega pasadito de copas y sufre una impactante experiencia "voyeuriana" con una ventana vecina. Se pone a mil y se aplica una manualidad a modo de alivio rápido (como cantara Reixa). Una paja cojonuda, no vamos a andarnos con paños calientes a estas alturas. Al día siguiente se levanta y comienza a recordar pasajes de su vida. Las mujeres, cómo no. Laura, con la que aprendió a vivir muriendo, tatuada en la hiel de su amargura solitaria. Con ella empezó todo y sin ella se le ha echado la vida encima. Y para sobrevivir pretende asisrse a las caderas de otra mujer, enigmática, independiente y celosa guardiana de su intimidad: Eva Luzia. Y por si este individuo llamado Miguel no tuviera suficientes elementos para estar hecho un lío, aparece su hija de la mano de una tentación pelirroja con sinuosas formas femeninas llamada Mónica. Un pibón con la que parece que lo va a tener muy facilito…si no fuera porque es la novieta de su hija Sara.

Vamos, pués, con la historia en el momento que la joven Laura vuelve a Londres para continuar sus estudios. Atentos a la prosa almibarada marca de la casa, por favor. Luces, cámaras…

13 comentarios:

Fuego dijo...

En serio cree que necesitamos resumen?

Sabe ud demasiado bien que llevamos la historia al dedillo...

Acción!!

Achuchones varios.

VESTA dijo...

Pues aún conociendo a Miguel, ha sido un gustazo la resituación...
Y en espera de sus desventuras, por obtener aquello que ha perdido de su interior...
Milord, como siempre a la espera

calmA dijo...

Te cuesta eh?...
Arranque de una vez, que me estoy mordiendo las uñas.
Yo de vuelta, menos claviculada, espero lo comprenda. Llega el invierno.

Besos ***

Beau Brummel dijo...

Es para mí, Lady Fuego que ando un poco perdido…

Besos tórridos en la zona de fusión de sus llamas.

Beau Brummel dijo...

Lady Vesta, creo que le debo más de una visita. Si es que ando disperso… tendré que resituarme también yo…

Besos Lady metalina.

Beau Brummel dijo...

No se muerda las uñas, Lady calmA, que echará a perder el bello esmalte que las orna y tiene ud unas manos muy bonitas.

Comprendo que haya de cubrir sus clavículas, aunque sea un pecado ocultar la perfección de sus formas y oquedades.

Un largo beso en su tirabuzoneada nuca, Lady.

Madreselva dijo...

Vamos pues...

Besos de almíbar que no en almíbar.

Felina Mala dijo...

Milord cree que era necesario ese resumen?? pongase manos a la obra y deleitenos (a la historia de mi queridisimo Miguel no donde piensa)
La voz horrible lee rapido y mal parece que lea un receta de cocina

Un besazo acompañado de una c,,,

luna dijo...

Paso por dejarte un felic dia..

calmA dijo...

jajaja, me refería de vuelta en mi blog...

Besoooos

Beau Brummel dijo...

Vayamos, pués, Lady…

…donde ud quiera, por supuesto.

¿Almíbar o al suyo?

Besos.

Beau Brummel dijo...

O sea, que piensa ud que solo soy capaz de deleitar con las manos en la obra narrativa…

Y me lo dice provocándome con sus manos en la obra de lencería que oculta su cuerpo…

Besos…

Beau Brummel dijo...

Feliz para ti, también selénica mujer.

Besos, Lady Luna.