Seguidores

viernes, 13 de abril de 2012

Un poema de amor y una canción desesperada








Nunca fui tocado con las artes que adornan a los elegidos para entrar en el Parnaso. Solo de muy joven me atreví con la métrica rimada y los resultados fueron realmente nefastos. Ningún folio padeció desde entonces mis esforzadas batallas con la rima consonante. No soy poeta, no, por más que mi prosa produzca alguna retórica afín al género lírico. Y lo siento, porque hay veces que me gustaría poder expresarme con cierta soltura entre terceto y cuarteta, o, por qué no, con un florido soneto. Siquiera con un básico ejercicio de versolibrismo aparente…

Zapatero a tus zapatos. Y los míos no son de vate. El caso es que como hoy me apetecen unos versitos, a falta de producción propia voy a robarle a un maestro de verdad, Pablo Neruda, una ínfima parte de su magnífica obra: la pieza número 9 de su obra "20 poemas de amor y una canción desesperada":


Poema 9

Ebrio de trementina y largos besos,
estival, el velero de las rosas dirijo,
torcido hacia la muerte del delgado día,
cimentado en el sólido frenesí marino.

Pálido y amarrado a mi agua devorante
cruzo en el agrio olor del clima descubierto,
aún vestido de gris y sonidos amargos,
y una cimera triste de abandonada espuma.

Voy, duro de pasiones, montado en mi ola única,
lunar, solar, ardiente y frío, repentino,
dormido en la garganta de las afortunadas
islas blancas y dulces como caderas frescas.

Tiembla en la noche húmeda mi vestido de besos
locamente cargado de eléctricas gestiones,
de modo heroico dividido en sueños
y embriagadoras rosas practicándose en mí.

Aguas arriba, en medio de las olas externas,
tu paralelo cuerpo se sujeta en mis brazos
como un pez infinitamente pegado a mi alma
rápido y lento en la energía subceleste.





En realidad todo esto es un Macguffin para llegar donde quería: a la canción desesperada. ¿El objetivo? Cherchez la femme, o su forma de bailarme…




Adenda (14/4/2012)

Quiero hacer aquí un pequeño ajuste de cuentas con mi conciencia. Aquellos que visitan este lugar se habrán dado cuenta que en mi blogroll no hay ningun site masculino y eso no es justo. Cierto es que el universo varonil, en general, no suele despertar mi interés (y el erótico-viril, menos), pero hay muy honrosas excepciones.

Llevaba varios días dándole vueltas al cómo enmendar mi arbitrariedad, porque suelo coincidir en otros blogs con un par de tipos que tienen casas realmente interesantes. Quiero decir que no quería tan solo añadirles en mi relación de blogs amigos, sino hacer una mención específica y visible a su trabajo. La verdad es que uno de ellos me lo ha puesto muy fácil con una absurda maniobra* que he detectado hace poco: no voy a darle bola.

Utilzaré, pués, todos mis elogios para Carlos**, anfitrión de Una de Realidad, Crudita, Así poco Hecha. Si no conocen el sitio no pierdan más tiempo : vayan y lean. Lo único que voy a recomendarles previamente es que se fijen en la foto que preside su frontispicio: es una delicia para los amantes de la semiótica de las imágenes. Esas manos descorchando una botella son una invitación al sosiego y la reflexión, una evocación a los atardeceres mediterráneos, rodeados de amigos y confidencias mientras compartimos unas copas de vino…



*tan inesperado fue verme un día en su blogroll como doloroso buscarme ayer y no encontrarme. En fin…

**la tranquilidad que me da saber que no visita esta casa y que él no tiene blogroll para promocionar otros blogs es la garantía de que mis palabras no son interesadas (como ocurre tantas veces en este mundillo interesado y cainita paralelo al real)

9 comentarios:

Princesa Gitana dijo...

Me encanta Neruda, una elección muy apropiada...que tengas buen fin de semana, abrazos gitanos

Beau Brummel dijo...

A mí también me gusta mucho el vate chileno. Aunque Neruda sea Marta y mujer; aunque Pablo sea en realidad Medeiros y escriba:

Muere lentamente 

quien evita una pasión y su remolino de 
emociones,

justamente éstas que regresan el brillo a los ojos

y restauran los corazones destrozados.

Muere lentamente 

quien no gira el volante cuando está infeliz
con 
su trabajo, o su amor, 

quien no arriesga lo cierto ni lo incierto
para ir 
atrás de un sueño

quien no se permite,
ni siquiera una vez en su vida, 
huir de los consejos sensatos......


Besos y gracias por asomar sus bellos y zíngaros ojos por aquí.

Felina Mala dijo...

Siempre es un placer leer a Neruda
Del blog de Carlos no dire nada lo conozco desde hace mucho y me encanta


Un besazo Milord

XIII dijo...

Genial elección Neruda. Me ha encantado leerlo esta noche. Y exquisita, como siempre, la elección musical. Una gran canción desesperada.

XIII

susana moo dijo...

Está bien eso de abrirse a nuevas realidades, en este caso masculinas. Yo creo que tengo igualado en número de webs llevadas por mujeres o por hombres.

Neruda siempre maravilloso.

Amanteceres dijo...

Desnuda

Desnuda eres tan simple como una de tus manos:
lisa, terrestre, mínima, redonda, transparente.
Tienes líneas de luna, caminos de manzana.
Desnuda eres delgada como el trigo desnudo.

Desnuda eres azul como la noche en Cuba:
tienes enredaderas y estrellas en el pelo.
Desnuda eres redonda y amarilla
como el verano en una iglesia de oro.

Desnuda eres pequeña como una de tus uñas:
curva, sutil, rosada hasta que nace el día
y te metes en el subterráneo del mundo

como en un largo túnel de trajes y trabajos:
tu claridad se apaga, se viste, se deshoja
y otra vez vuelve a ser una mano desnuda.

Pablo Neruda.

Un placer compartir...

Besos desde mis Amanteceres.

Beau Brummel dijo...

Una vez más, gracias por sus elogiosas palabras, Lady XIII


Hay realidades a las que es imposible sustraerse, Susana. Seguiré investigando en busca de la paridad perdida ;)


Precioso poema, Lady Amanteceres. El placer de compartir es mutuo, no lo dude.


Besos para las tres y perdón por la demora al responder.

Beau Brummel dijo...

¡Oooops! Me olvidé de Lady Felina, el corpiño más seductor del ciberespacio…

Yo ya sabía de su gusto por el blog de Carlos. Evidentemente es un sitio lleno de seguidores inteligentes.

Besos, Lady Femalina.

Rorschach dijo...

Interesante entrada.