Seguidores

domingo, 20 de octubre de 2013

LAZO NEGRO (SIEMPRE FUI DE CARA)




Yo, que en algún momento diseñé una camiseta…





No se si a uds. les pasa. Hay veces, en la vida, que te quedas como paralizado a la espera de que se pase lo que te ocurre, sin saber bien qué es exactamente. Te ves disminuido ante el sino que te devora. Eres protagonista pasivo, y hasta involuntario, de esa involución destructiva que se adueña de tu presente. Intentas y todo cuanto haces es un errar entre yerro y yerro, férreos obstáculos que te apocan pigmentando de oscuro prieto el color de tu existencia. Túnel. No hay más luz que la que emite la pira crematoria de tus ilusiones. Cueva. Frío porque no hay sol que te ilumine para que, al menos, puedas ver de dónde te llueven los palos. Solo puedes permanecer inmóvil, no hacer más que más destroce lo que te queda, confiando en que cada minuto es un paso para erosionar el conjunto de las horas que te quedan para volver a sonreír, de sentirte vivo y protagonista activo de tus actos. No se si les pasa o no, pero les aseguro que hay veces en la vida que te sientes como si fueras un muñeco en manos del tiempo que te oprime.

Y como todo es susceptible de empeorar, al mal tiempo cara nueva. La ironía es la "marca" de la casa. Hasta siempre.

jueves, 3 de octubre de 2013

…Y, SEGURAMENTE, UN FINAL CANTADO



»Apostaré que el ánima del muerto, 

por gozar este sitio, hoy ha dejado 

la gloria donde vive eternamente».









Por todo lo que uds. se imaginan, sí… y por lo que yo, pobre crédulo inconsciente, nunca pude llegar a imaginar, también.





Y luego, in continente, 

caló el chapeo, requirió la espada, 

miró al soslayo, fuese y no hubo nada.