Seguidores

miércoles, 28 de mayo de 2014

ELE




ELE es el lugar de una mujer muy especial. Alguien que adopta como nick un término que alude a la esencia del amor ha de serlo. Y más aún si ese alguien es en femenino. "Liba" es un nombre hermoso: corto, exótico y sonoro. Un experto en branding se rendiría ante la inteligencia de quien eligiera esa palabra como marca de si misma.

Llegué a ELE sabiendo que ella era Liba porque mi maga de amaneceres allí me condujo. Y la descubrí poco a poco, con ese neologismo adverbial que entre ambos construimos para explicar una manera de llegarnos. Y me gustó la mujer de los pies desnudos, la sirena de sal y soles, la hembra volcánica, la superviviente y guerrera o la Niña de los preciosos ojos verdes. Me gustó su transparencia narrativa, la honestidad de cada una de sus entradas y la sencillez de sus comentarios. Liba ha creado un lugar sin artificios ni vanas pretensiones de aglutinar a cientos de seguidores a los que epatar para que baboseen con fantasías impostadas. El sitio de Liba es Liba misma, verdad intrínseca e inherente en femenino, y yo lo se porque tengo la suerte inmensa de que ella me ha permitido conocerla.

No diré más. Es mejor que uds. mismos descubran el tesoro de esta mujer que se presenta descalza porque cuando creó su blog caminaba en una maldita cuerda floja, un alambre doloroso que la vida había colocado a sus pies como reto para seguir en ella… y que allí descubrirán. Háganlo: es un maravilloso espejo en el que mirarse para entender la fuerza de algunas de las palabras más hermosas que podamos pronunciar. Y una es "Liba", se lo aseguro.

Mayo, ventiocho… y puedes verlo.