Seguidores

domingo, 13 de julio de 2014

EVA EDÉN






Y en el principio fue Eva, reina terrenal del paraíso al que la humanidad fuere destinada. Y viéndose desnuda tomó una rama del suelo e imaginola serpiente para con su piel poder cubrirse. Y de tal deseo y de su fuerza hízose la sierpe reptadora. Y Eva la llamó Boa, pues su cutícula de cromáticas escamas era extremadamente bella, tanto que la mujer quiso sacrificarla de inmediato para ver su piel con la della engalanada. Mas Boa era ser artero y dotado de fina inteligencia e hizo ver a Eva la hermosura de su cuerpo nudo, creado para exhibirse sin complejos. 

-"Tus formas son regalo de los dioses y una afrenta para ellos será si las solapas ocultándolas con túnica de ofidio. No tientes a su ira, pues pagarás con lágrimas amargas su castigo"

Así dijo Boa y el temor en Eva infundido fue suficiente para eludir su fin prematuro. Y ambas criaturas, serpiente y mujer, hicieron amistad inseparable, tanto por conveniencia mutua como por ser los seres más poderosos del principio de los tiempos. Pero un buen día Boa comenzó a tentarse con la carne de su amiga. "Si así de buena está por fuera, ¡cómo no estará de rica en sus adentros!", maliciaba imaginándola engullida. Y hete aquí que Eva intuyó las aviesas intenciones de su tarasca compañera y. llegado el momento en que se vio por ella agredida, pagole con la misma moneda con la que la bestia le había a ella pagado. 

-"Quieta parada, Boa. ¿Acaso quieres enfadar a nuestros dioses quedándose este reino sin la primera de sus creaciones? ¿Y de quién se sentirán ellos ufanos, entonces? ¿De ti, de cuya anatomía nunca se supo que excitara a las alturas? Tiéntate las ansias, que tu apetito nunca podrá asemejarse al hambre de venganza de los dioses poderosos".  

Y tales amenazas de boca de Eva hicieron reflexionar a Boa y admitir la sinrazón de su intentona. Y renunciando a la ingesta de Eva corrió a pedirla perdón por sus aviesos planes. Y así pasaban los tiempos de los tiempos en noches y días, soles y lunas. Juntas y unidas como nunca, Eva y Boa se entregaban al disfrute de aquella región que alguien, quien fuera, había dado que fuera para ellas. Todos cuantos habitantes la compartían con sus amas no eran sino destinatarios de sus caprichos y ocurrencias. Un día Eva se sintió extrañamente poseída por una sensación nueva, que naciéndole de entre las piernas le alcanzaba a llenarle todo el cuerpo. Era una suerte de picazón interna, más diferente a la producida en su piel por mor de bicho o vegetal alguno. Fuese a investigar la procedencia y halló entre sus inglés un bulto prominente en el que nunca había reparado. Lo manipuló curiosa y hete aquí que la maniobra le llevó a experimentar un placer que le recorrió el cuerpo como un rayo. Estremecida, repitió la operación, una y otra vez, hasta conseguir que los rayos acabasen siendo acompañados por el trueno de su voz en espasmódicos gritos. Y aquella primera corrida le satisfizo tanto que ya no pudo dejar de repetir las manipulaciones cada día varias veces. Así Eva fue perfeccionando su técnica masturbatoria, pero pronto la rutina derivó en tedio y en darse cuenta de que quería más que sus dedos accionando el interruptor de su deseo.

Pero esa, amiguitos y amiguitas, es la parte de la historia que os contaré otro día… si os portáis como es debido. 


Un paraíso de locos  ;)

8 comentarios:

Amie dijo...

Vaya...cojo asiento, si no es molestia y espero...

PD: Eva no mordió la manzana.;)

Mi beso Sir...

itzalak dijo...

¡UY! Pues yo quiero saber de esa historia tambien... esperare pacientemente.
Besos :-))

Beau Brummel dijo...

Mi querida Lady Blonde… ¿molestia? Es todo un verdadero honor que me honre con su presencia luminosa. Pero, dígame: ¿o sea, que Eva no llegó a morder la manzana? ¡Vaya! Cuente, cuente… ;)

Bienvenida, hermosa pecadora… Siéntase como en su propia casa y no dude ud en pedirme… lo que quiera.

Mi beso, doble ;)

Beau Brummel dijo...

Pase y tome asiento ud también, Lady Itza. Le bescaré un buen sitio para que pueda ud gozar de mis relatos. ¿Una chaise longue, quizá? Póngase cómoda y espere… me ;)

Mi beso, Lady.

Beau Brummel dijo...

"Le bescaré"… en qué estaría yo pensando… ;)

Shang Yue dijo...

la miel en los labios y dejadas a medias, así hemos acabado las féminas de usted

espero que regrese por nosotras al paraíso

Beau Brummel dijo...

Con medias y los labios llenos de miel…

Imposible no volver: son uds. mi verdadero Paraíso ;)

Mi beso bailado, Lady Shine. Me quedo descruzando… posibilidades ;)

itzalak dijo...

No se apure, a usted se le perdona... casi todo :p